LA TIENDA ROJA

El retiro de la Tienda Roja con Sophia de👉 @mujerciclicasophiastyle y Xènia de 👉@taosilvestre, fue una experiencia maravillosa en todos los sentidos y a todos los niveles. La conexión con la naturaleza, los elementos, los arquetipos y la sabiduría femenina… disparó mis niveles de oxitocina y pude sentir un AMOR muy intenso por todas las mujeres que participaron y, aunque parezca extraño, por la Madre Tierra y todos los seres del planeta!

En los tiempos del antiguo testamento y en las culturas ancestrales alrededor del mundo, existían espacios exclusivos para las mujeres. Llamados la tienda roja, la carpa roja o la casa de la luna, eran lugares donde las mujeres se retiraban a menstruar y a prepararse para dar a luz y alumbrar a los bebés. Literalmente, eran tiendas dentro de los campamentos cubiertas con simbólicas telas rojas. En definitiva, la Tienda Roja era un lugar acogedor en donde se honraban y celebraban todos los ciclos de la vida.

En el retiro de la Tienda Roja de Mujer Cíclica,  hicimos entre todas un altar honrando a cada uno de los arquetipos femeninos y fases de la luna, si quieres saber más sobre los arquetipos te recomiendo mi artículo 👉 “Luna Roja. Mujer Cíclica”

La menstruación de las mujeres que se encuentran en relación, suele estar sincronizada y llega al mismo tiempo. ¿No te ha pasado tener la regla al mismo tiempo que tu mejor amiga? Soy la menor de 3 hermanas y doy fe de esto.  Generalmente, la llegada de la menstruación coincide con la luna nueva, el momento de mayor oscuridad en el cielo, propicio para recogerse hacia el interior y entregarse al silencio y la introspección.

Se piensa que las mujeres sufrían al tener que apartarse de su comunidad durante los días de la menstruación, pero sucedía lo contrario. Recupero aquí un texto de  Clarisa Pinkola Estés y su libro “Mujeres que corren con los lobos” que ilustra a la perfección lo que realmente sucedía.

“Siempre me río cuando alguien menciona a los primeros antropólogos, según los cuales en muchas tribus las mujeres que menstruaban se consideraban impuras y eran obligadas a alejarse del poblado hasta que terminaban. Todas las mujeres saben que, aunque hubiera un forzoso exilio ritual de este tipo, cada una de ellas sin excepción, al llegar este momento, abandonaba la aldea con la cabeza tristemente inclinada, por lo menos hasta que se perdía de vista, y después rompía repentinamente a bailar y se pasaba el resto del camino muerta de risa.”

“Mujeres que corren con los lobos” Clarissa Pinkola Estés

Dentro de las tiendas rojas las mujeres se permitían descansar: alejarse del ritmo de la vida exterior y dedicarse un momento para conectar con ellas mismas y renovarse. Dejaban de hacer para simplemente ser.

Nos recomendaron la lectura de “La tienda Roja” de Anita Diamant y existe también una miniserie en Netflix que ilustra lo que sucedía dentro de estos lugares sagrados de sabiduría femenina. El nombre de la miniserie es “The Red Tent” basada en el libro del mismo nombre, de Anita Diamant.


Me encantaría que formaras parte de Carolina Parisina, apúntate en este botón para recibir mis boletines con información, meditaciones, eventos y herramientas para mejorar tu vida. Al hacerlo recibirás de regalo el libro “Luna Roja” de Miranda Gray en pdf:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad